Lo que está en juego en las elecciones del 6 de diciembre en Venezuela
Lo que está en juego en las elecciones del 6 de diciembre en Venezuela

Lo que está en juego en las elecciones del 6 de diciembre en Venezuela

Este domingo 6 de diciembre los venezolanos acudirán a las urnas para elegir a 167 miembros de la Asamblea Nacional, que de esta manera se renovará en su totalidad y se instalará en su nueva composición el 5 de enero próximo. En un contexto difícil y crítico, con las opciones una vez más polarizadas, y con enormes retos económicos y sociales, el oficialismo y la oposición se aprestan a medir fuerzas. Aunque esta elección no es presidencial ni implica un cambio de gobierno, en el ambiente hay una sensación de plebiscito. Crisis Group está en Venezuela analizando de manera independiente el proceso electoral para publicar la próxima semana un informe detallado.

El jueves se realizaron los mítines de cierre de las dos campañas. Crisis Group entrevistó a algunas personas que participaban y aquí están sus testimonios.

Las miradas sobre lo que representa esta elección no pueden ser más opuestas. La oposición, fortalecida por las continuas encuestas que le dan una victoria holgada espera que la señal sea la de un cambio  y una clara amonestación al gobierno, al que acusa de incompetente y autoritario. Sin embargo, no es claro que pueda lograr la mayoría calificada necesaria para ejercer ciertas funciones, como por ejemplo, la de censurar ministros y nombrar a los integrantes de la autoridad electoral. El oficialismo quiere ver que los “que son de Chávez, voten como siempre” y acusa a sus contrarios de querer restaurar las desigualdades.

De acuerdo a las últimas encuestas disponibles, nueve de cada diez venezolanos consideran que la situación de su país es mala o muy mala. Aunque esta proporción no se traslade automáticamente en una votación en favor de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), sin duda es una señal de alerta y preocupación para el gobierno de Nicolás Maduro, cuyo partido – el PSUV – enfrenta el dilema por primera vez de ser minoría en el Congreso.

Los escasos observadores internacionales – calificados como “acompañantes – tienen ante sí el reto formidable de evaluar un proceso electoral que ha sido todo menos justo y equilibrado. Aún cuando el sistema de votación no tiene mayores cuestionamientos, los críticos han indicado que el gobierno hace un uso desmedido de los recursos públicos y su acceso a los medios es apabullante. 

Los resultados, que se conocerían en la noche del domingo, determinarán el rumbo político futuro de Venezuela, el que podría en el mejor de los casos forzar a las partes a un diálogo y una concertación, y en el peor a un pantano de conflicto de poderes y a mayor violencia política.

Subscribe to Crisis Group’s Email Updates

Receive the best source of conflict analysis right in your inbox.